No a la exclusiva inmobiliaria - Pepe Domus, Asesor Inmobiliario en Madrid
15958
post-template-default,single,single-post,postid-15958,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

No a la exclusiva inmobiliaria

Exclusiva inmobiliaria

No a la exclusiva inmobiliaria

Mucha gente tiene alergia a la exclusiva. Los motivos son principalmente 3:
– Quiero poder ahorrarme la “comisión”.
– Si el agente no me hace caso no quiero tener mi casa “secuestrada“.
– Si se lo doy a más agencias tengo más posibilidades.
Estos motivos son perfectamente comprensibles, aunque todos están superados, por lo menos en Remax.
Ahorro de “comisión”: Para empezar me gustaría puntualizar que yo no cobro comisión, yo cobro honorarios por mi trabajo. Como se entiende que el mismo propietario puede en efecto tener a su comprador entre su círculo de conocidos, familiares, vecinos, amigos, Remax en ese caso solo cobra una parte de la comisión y lleva toda la negociación y gestión. Esto tiene una ventaja económica radical. Si la negociación la llevo yo, a mí no me puede manipular emocionalmente un primo segundo o el vecino de abajo. Un verdadero ahorro de salud y dinero.
“Secuestro” de la casa: cierto, se han dado casos de abandono de la búsqueda de clientes por parte de “pseudo-agentes”. Firmas y no vuelves a saber de esa persona tan amable que estuvo en tu casa. Para evitar ese miedo Remax entrega por escrito un compromiso donde se recoge todo el trabajo que se realiza con cada propiedad. Si no cumplo me echas, así de fácil.
Si se lo doy a más agencias tengo más posibilidades: Por lógica, la persona que busca un inmueble mira en varias agencias y a título personal. Con una buena inversión en publicidad, ¿crees que no se va a ver tu anuncio? Lo que termina pasando es que el propietario ya no sabe con quién ha hablado y qué ha firmado. Y cada asesor cuenta una historia. Generalmente hay uno más agresivo que anima a hacer una oferta a la baja, que no califica al cliente y mete a cualquiera en tu casa, y “quema” a tus posibles compradores verdaderos. Por otro lado, si tú fueras comprador, ¿con qué disposición irías a ver una casa que anuncian 5 agencias distintas y muchas veces con distinto precio? Hueles la ansiedad, así que a negociar duro.
Por supuesto que es mejor que muchas agencias puedan ofrecer tu casa, pero con orden. Por eso Remax trabaja compartiendo honorarios con todas ellas siempre que trabajen con rigor y calidad. La diferencia es que hay un único responsable, tú asesor (es decir, yo).
La exclusiva es la herramienta más poderosa que tengo para vender tu casa:
– Me permite invertir sin escatimar y sin miedo.
– Me permite compartir con los cientos de compañeros de Remax y otras empresas y profesionales serios.
– Me permite una atención exclusiva a los propietarios. Si coleccionara notas de encargo el día no tendría horas para atender a los propietarios).
– Tengo con cada encargó la confianza expresa en mi profesionalidad y mis capacidades, sin la cual es imposible realizar un buen trabajo.
Por todo ello, si se quiere un buen trabajo profesional, y por consiguiente vender la casa en las mejores condiciones, el primer paso es precisamente la exclusiva. Y como dice mi compañera Carmen, al fin y al cabo, una nota de encargo es una carpeta más encima de una mesa.
No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies